Consejos para conducir tu camión por la niebla

La llegada de las bajas temperaturas y de la niebla durante el invierno en las carreteras, supone un extra de tensión para el conductor de cualquier camión. Con la niebla la visibilidad se reduce y los riesgos de accidentes son mayores.

Antes de emprender una ruta hay que tener en cuenta muchos condicionantes, entre ellos, las condiciones meteorológicas. Por ello vamos a darte unos consejos útiles para adelantarte a las circunstancias desfavorables y reducir cualquier incidencia.

Consejos para conducir tu camión por la niebla

En días de niebla reduce la velocidad y frena con suavidad y de forma progresiva. Si hay muy poca visibilidad, es posible que a los demás conductores les pase lo mismo. Con un vehículo como un camión, la responsabilidad es mayor para mejorar la seguridad de todos los conductores. Por ello es recomendable empezar la conducción despacio y si hay que reducir la velocidad que sea poco a poco.

Debes siempre aumentar la distancia de seguridad. Todos los vehículos deben hacerlo pero los camiones que a veces llevan cargas sensibles o peligrosas, deben incrementarla más.

Conducir con las escobillas del limpia desgastadas puede reducir aun más la visibilidad. Revisa las escobillas antes de iniciar cualquier desplazamiento.

En caso de niebla hay que llevar encendidos los faros antiniebla delanteros y traseros. Recuerda que en las áreas urbanas debes apagar las luces si existe riesgo directo de deslumbramiento a otros conductores o viandantes.

Como un buen conductor previsor y conocedor de la ruta, hay que conocer previamente las condiciones meteorológicas. Es decir, informarse donde se concentrarán las nieblas en cualquier ruta que se vaya a seguir.

Seguir estos consejos pueden favorecer al transportista ya que podrá actuar y estar alerta durante la conducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *