Cisternas para el transporte de mercancías peligrosas

Una cisterna es un depósito que incluye sus equipos de servicio y estructura y que sirve para el transporte de materiales ya sea líquidos, gaseosos o sólidos. Cuando hablamos de cisterna nos referimos a  los contenedores cisterna, las cisternas portátiles, las cisternas desmontables y las cisternas fijas, así como las cisternas que constituyen elementos de vehículos batería o de CGEM.

Se utilizan para transportar líquidos y gases, pero hay veces que también para transportar sólidos.  Cada mercancía peligrosa exige unas condiciones especiales para sus cisternas, aunque existen cisternas de uso múltiple para mercancías de características similares.

Clasificación de las cisternas

  1. Según los materiales con los que está construida: Los materiales de construcción deben ser apropiados, teniendo en cuenta la cantidad de materias peligrosas que existen. Pueden ser de acero inoxidable, acero al carbono, aluminio y materiales plásticos.
  2. Según su número de compartimentos o depósitos: Si es de varios depósitos normalmente se utilizan para transportar líquidos. Dispondrán de una o varias entradas o salidas con unas características, dimensiones y formas diferentes atendiendo al uso al que se les va a destinar.  Si es de un solo depósito normalmente para el transporte de gases.
  3. Según su sistema de aislamiento térmico: Puede ser sin aislamiento, con aislamiento por recubrimiento y con aislamiento mediante cámara envolvente al vacío para conseguir una más completa isotermicidad.

Tipos de cisternas

  • Cisterna fija: Tiene una capacidad superior a 1000 litros que está fijada sobre un vehículo o que forma parte integrante del chasis de tal vehículo.
  • Cisterna desmontable: Tiene una capacidad superior a 450 litros y  no ha sido concebida para el transporte de mercancías sin operaciones intermedias de carga y descarga y que, no puede manipularse más que cuando está vacía.
  • Vehículo-cisterna: Construido para transportar líquidos, gases, o materias pulverulentas o granuladas y que comprenden una o varias cisternas fijas.
  • Cisterna portátil: Una cisterna multimodal con una capacidad superior a 450 litros según las definiciones del capítulo 6.7 o del Código IMDG, indicada por una instrucción de transporte como cisterna portátil (código T) en la columna (10) del tabla A del capítulo 3.2.
  • Vehículo batería: Incluye elementos unidos entre ellos por una tubería colectora y montados de manera permanente a este vehículo.
  • Cisterna cerrada herméticamente: Destinada al transporte de líquidos con una presión de cálculo de al menos 4 bar, o destinada al transporte de materias sólidas cualquiera que sea su presión de cálculo cuyas aberturas están cerradas herméticamente.
  • Cisterna para residuos que operan al vacío: Una cisterna fija, una cisterna desmontable, un contenedor cisterna o una caja móvil cisterna utilizado para el transporte de residuos peligrosos. Está construida o equipada de forma especial para facilitar el llenado y la descarga de los residuos.
  • Contenedor: Tiene un carácter permanente y es, por tanto, lo suficientemente resistente para permitir su reiterada utilización.
  • Contenedor cisterna: Se utiliza para el transporte de materias gaseosas, líquidas, pulverulentas o granulares . Tiene una capacidad, superior a 0,45 m3 (450 litros), cuando se utiliza para el transporte de gases.
  • Contenedor de gas con elementos múltiples (CGEM): comprende elementos que están conectados entre ellos por una tubería colectora y montados en un cuadro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *