El consumo en camiones

consumo

Un camionero tiene varias preocupaciones a la hora de mantener su vehículo y una de las cosas que más les atormenta es el consumo del camión. Para un transportista el gasto del camión supone un 33% de los gastos anuales.

¿Qué afecta al consumo en camiones?

Una de las cosas que más se debe tener en cuentas es la conducción, dependiendo de como conduzcan el camión, el gasto puede ser mayor o menor. También afecta el estado de las ruedas del vehículo.

Otros factores que hacen que varíe el consumo del transporte de mercancías son:

  • El estado del motor y las dimensiones del camión.
  • La eficiencia del camión, además de la edad. Cuanto más antiguo más consume.
  • El tipo de mercancía pues cuanto más pese la carga, mayor será el gasto.
  • La velocidad de circulación. Si va a una velocidad fija consumirá menos.
  • El trayecto y carreteras. Si están en buen estado o mal estado influirá en menor o mayor medida a su consumo.

¿Cuanto consume un camión de transporte?

Dependiendo de los factores mencionados anteriormente, el gasto de gasolina varía bastante. Lo normal de consumo en un camión es de 30 y 40 litros de gasolina cada 100 km. Este consumo depende del tipo de camión, la carretera por la que circula y el peso de la carga transportada.

Conociendo estos datos los fabricantes están desarrollando modelos de camión más eficientes y de menos consumo. Así se ahorraría costes y generaría un menor impacto ambiental.

Esto es el principal reto de todas la empresas encargadas de desarrollar nuevos modelos de vehículos pesados. Los nuevos camiones que salen al mercado están siendo evaluados para que la conducción y el consumo ayude, tanto al camionero como al medioambiente.

Es una manera de reducir las emisiones de CO2 en la carretera por parte de un sector que se encuentra en constante movimiento durante todos los días del año.

Cambio de aceite y filtro de camiones

filtro

Aunque no sepas mucho de camiones o vehículos en general, algo común en todos es el cambio de aceite y filtro. Hoy hablaremos de la importancia de llevar un buen control de estos detalles par un buen funcionamiento del motor.

El aceite es fundamental para reducir la fricción, reduciendo así el desgaste de componentes y de esta forma te durará más todo lo relacionado con la mecánica.

El filtro es el encargado de frenar el paso de impurezas y partículas que pueda dañar cualquier pieza mecánica. Si no se encuentra en las mejores condiciones, se gastará más el combustible y durará bastante menos.

Tipos de filtro

La forma que tiene es cilíndrica con distintas capas por donde pasa el lubricante. Es fácil que el filtro se desgaste y no cumpla su misión, ya que tiene que evitar que pasen partículas del tamaño de entre 10 y 40 micras. Podemos destacar:

  • De cartucho intercambiable: En este tipo la parte externa se mantiene y solo se modifica la de dentro.
  • Monoblock: Estos son los más comunes ya que se cambia la pieza completa.
  • Centrífugo: Funciona con una fuerza centrífuga que hace mover el aceite y empuja las partículas hacia el papel de filtro.

¿Cuando hay que cambiar los filtros?

Es importante que leas los consejos del fabricante, lo normal es que se cambie el aceite cuando se llegue a los 10.000 km y el filtro es también aconsejable que se cambie al mismo tiempo. Ya que tendrá restos del aceite antiguo.

Consejos para conducir tu camión por la niebla

niebla

La llegada de las bajas temperaturas y de la niebla durante el invierno en las carreteras, supone un extra de tensión para el conductor de cualquier camión. Con la niebla la visibilidad se reduce y los riesgos de accidentes son mayores.

Antes de emprender una ruta hay que tener en cuenta muchos condicionantes, entre ellos, las condiciones meteorológicas. Por ello vamos a darte unos consejos útiles para adelantarte a las circunstancias desfavorables y reducir cualquier incidencia.

Consejos para conducir tu camión por la niebla

En días de niebla reduce la velocidad y frena con suavidad y de forma progresiva. Si hay muy poca visibilidad, es posible que a los demás conductores les pase lo mismo. Con un vehículo como un camión, la responsabilidad es mayor para mejorar la seguridad de todos los conductores. Por ello es recomendable empezar la conducción despacio y si hay que reducir la velocidad que sea poco a poco.

Debes siempre aumentar la distancia de seguridad. Todos los vehículos deben hacerlo pero los camiones que a veces llevan cargas sensibles o peligrosas, deben incrementarla más.

Conducir con las escobillas del limpia desgastadas puede reducir aun más la visibilidad. Revisa las escobillas antes de iniciar cualquier desplazamiento.

En caso de niebla hay que llevar encendidos los faros antiniebla delanteros y traseros. Recuerda que en las áreas urbanas debes apagar las luces si existe riesgo directo de deslumbramiento a otros conductores o viandantes.

Como un buen conductor previsor y conocedor de la ruta, hay que conocer previamente las condiciones meteorológicas. Es decir, informarse donde se concentrarán las nieblas en cualquier ruta que se vaya a seguir.

Seguir estos consejos pueden favorecer al transportista ya que podrá actuar y estar alerta durante la conducción.