Tipos de camiones y características (II)

camiones

Como comentamos en la entrada anterior, cuando hablamos de camiones todos sabemos distinguirlos de otros vehículos, sin embargo hay distintos tipos de camiones con características, tamaños y usos diferentes.

Tipos de camiones

Según su uso

Estos vehículos son de uso profesional exclusivo, y están dedicados a la carga y transporte de mercancías de todo tipo. Pueden ser de uso:

  • Particular o privado.
  • Público o profesional.

Los camiones de uso público se utilizan para transportar mercancías para terceros. Es decir, los clientes del dueño del camión, ya sea una empresa o un autónomo.

En el caso de los de uso particular se utilizan para transportar mercancías propias.

Según su mercancía

No tiene el mismo riesgo transportar diariamente un cargamento de arena y materiales de construcción, que conducir un camión cisterna lleno de gasoil o cualquier otra sustancia peligrosa.

Existen varios tipos de camiones según su carga:

  • Camión de lona.
  • Plataforma abierta.
  • Frigoríficos.
  • Cisterna.
  • Cerrado.
  • Portacoches.
  • Camión Jaula.
  • Contenedores.

Los camiones de lona son los más habituales y su semirremolque se encuentra cubierto por los laterales y por arriba con lonas, pero que pueden ser quitadas.

En un camión de plataforma abierta la parte en la que va la carga está abierta, aunque puede estar parcialmente cubierta por los laterales dependiendo de la mercancía y de la posibilidad de que se mueva.

En el caso de los camiones frigoríficos son los camiones encargados en el transporte terrestre de la mercancía que ha de viajar refrigerada. Dependiendo de si cuentan con sistemas de generación de frío o solo de aislamiento con el exterior pueden ser frigoríficos, refrigerados o isotermos.

Los camiones cisterna se usan para el transporte de productos líquidos, gaseosos y químicos, que tienen unas exigencias de seguridad particulares.

A diferencia de los de plataforma abierta, los camiones cerrados  presentan una estructura rígida en el compartimento de carga. Únicamente pueden ser cargados desde su parte trasera.

Los portacoches están diseñados específicamente para el transporte terrestre de coches. Existen dos modelos de portacoches: el abierto, que es el más habitual, y el cerrado.

El camión jaula se emplea para el transporte de animales vivos. Para ello, tienen parte de los laterales o del techo abiertos a fin de que llegue aire a los animales y exista una ventilación suficiente.

Los contenedores son estructuras de carga estancas, lo que les permite proteger a la mercancía de las inclemencias meteorológicas. Son usados para el transporte multimodal y para facilitar su carga y descarga de los buques portacontenedores.

Tipos de camiones y características (I)

camiones

Cuando hablamos de camiones todos sabemos distinguirlos de otros vehículos, sin embargo hay distintos tipos de camiones con características, tamaños y usos diferentes.

Si se habla de ellos lo normal es que todos pensemos en vehículos grandes destinados a transportar mercancías con un semiremolque, como los que vemos en la carretera a diario.

Hay que decir que también son camiones los vehículos rígidos más pequeños que utilizan las pequeñas empresas y emprendedores en sus negocios para repartir mercancías o distribuir productos.

La carga del camión es lo que caracteriza estos vehículos. Pueden transportar mercancías de todo tipo desde animales hasta hormigón, automóviles, contenedores, etc. Hay camiones cisterna, frigoríficos, vehículos pesados para la construcción, etc. Hay muchos clases de camiones y cada uno presenta unas características.

Tipos de camiones

Se definen como vehículos de cuatro ruedas o más, que están diseñados para el transporte de mercancías. Generalmente son vehículos pesados con una MMA de más de 3.500 Kilos, que su cabina no está integrada en el resto de la carrocería y que están dotados de una estructura diseñada para el transporte de la mercancía.

Camiones rígidos y articulados

Dentro de estos podemos distinguir dos tipos de camiones, los camiones y las cabezas tractoras. Este tipo de vehículos integra la cabina y la caja diseñada para la carga. Se denominan rígidos y se suelen utilizar para el reparto y distribución de mercancías. Una cabeza tractora es un vehículo pesado diseñado para arrastrar un semirremolque. La combinación de cabeza tractora y remolque es muy habitual en el transporte de mercancías. Estos tráilers pueden arrastrar una carga de gran tonelaje.

La diferencia entre uno rígido y uno articulado es que los camiones rígidos se definen por ser camiones de una sola pieza. La caja está unida a la cabina. El vehículo articulado esta formado por dos estructuras rígidas, unidas por una articulación, donde una de ellas arrastra al conjunto.

Camiones articulados y el tren de carretera

Un tráiler o camión articulado es un conjunto de vehículos formado por una cabeza tractora y un semirremolque. Lo que distingue a un semirremolque de un remolque normal es que estos vehículos están diseñados para ser acoplados a la tractora.

Las características de los articulados están reguladas, se limitan las dimensiones y la carga máxima que pueden transportar. Un tren de carretera es un conjunto de vehículos formado por un camión rígido y uno o más remolques.

La diferencia con los tráiler radica en que los dos componentes del tren de carretera pueden transportar carga, mientras que en el camión articulado, la tractora sólo arrastra el remolque.

Los megacamiones

Estos vehículos articulados de gran tonelaje pueden alcanzar los 25,25 metros de longitud y desplazar hasta 60 toneladas, pero necesitan de una autorización especial para circular y sólo pueden hacerlo por autopistas o autovías.

Tienen limitada la velocidad a 80 km/h y deben anunciar previamente su recorrido a las autoridades de tráfico.