Transporte intermodal

El transporte intermodal es la combinación entre distintos tipos de transporte mediante una única medida de carga. Se suele hacer a través de contenedores adaptables. Estos permiten llevar cualquier mercancía por distintos medios.

Este tipo de transporte tiene dos posibilidades:

  • Transporte terrestre: bien en camión o ferrocarril.
  • Transporte por agua: bien sea marítimo o por vías navegables.

Como se necesita más de un tipo de vehículo hasta llegar al destino final, este transporte también se considera multimodal.

Finalmente podemos decir que el transporte intermodal es aquel en el que se usan al menos dos medios de transporte distintos para llevar las mercancías, sin que sea preciso cambiarlas de contenedor durante su recorrido.

¿Cómo funciona el transporte intermodal?

Las transferencias de cargas se hacen sin tener que manipularlas, ni abrirlas, lo que asegura una protección total.  Se trata de la mejor opción para los intercambios internacionales, ya que en las largas distancias la gestión de la cadena de suministro toma mayor importancia.

Lo normal es empezar poniendo la carga en un camión que hará la primera parte del trayecto por carretera. El transporte terrestre se suele utilizar para trayectos cortos, hasta el lugar donde el tren o barco seguirá con el transporte. Normalmente después se suele volver a emplear el camión para recoger el contenido del lugar de descarga y llevarlo al lugar de entrega.

¿Por qué es el mejor transporte?

En el caso de transporte de líquidos alimentarios, es debido a lo delicados que son estos productos. Necesitan unas condiciones para mantenerse en buen estado y conservar sus propiedades. Se necesita que lleguen al final del trayecto con toda su calidad e inocuidad.

Precisan de una logística muy determinada para conseguir ese fin, y con esta forma de transporte te aseguras de que es la mejor forma de garantizar que los líquidos alimentarios no tengan ningún peligro para la salud pública, porque se habrán respetado perfectamente las temperaturas correctas y las condiciones óptimas para el traslado.

Ventajas del transporte intermodal

  • Tiene la capacidad de trasladar grandes volúmenes de carga en largas distancias.
  • Minimiza los tiempos de espera en las carreteras.
  • Reduce el riesgo de que se deteriore la mercancía.
  • Mejora la seguridad vial y es respetuoso con el medio ambiente.
  • Decrece el riesgo de robo porque todo el proceso está controlado desde la salida hasta la entrega.
  • Reduce los gastos.

Una vez conoces todo sobre el trasporte intermodal, querrás beneficiarte de sus ventajas para trasladar las mercancías . ¡Te hará más fácil el transporte de mercancías!

Funciones y características de los camiones con cisternas alimentarias

camión cisterna

El camión cisterna es una de las muchas variedades de camión que sirve tanto para el transporte de líquidos como para su mantenimiento por tiempo prolongado según sus características.

La mercancía se transporta en estado líquido ya que los fluidos tienen un menor volumen en estado líquido que gaseoso, pudiendo transportar mayor cantidad de este, pero a mayor presión.

Resumiendo, podríamos decir que las cisternas sirven tanto para transportar algún tipo de líquido como para conservarlo en buenas condiciones durante un cierto tiempo.

Dentro de las variedades que existen, la cisterna alimentaria, se utiliza para llevar productos líquidos alimenticios.  Son esenciales para que estas mercancías se puedan trasladar sin riesgo de que sufran algún deterioro.

Funciones de la cisterna alimentaria

El camión cisterna alimentaria sirve para acarrear alimentos líquidos, entre ellos, el vino, la leche, el zumo o el aceite. Estos productos son perecederos y muy delicados, de modo que necesitan de unas condiciones determinadas para lograr un mantenimiento óptimo durante su recorrido.

Una de sus funciones fundamentales es asegurar la trazabilidad alimentaria, que lo que hace es que pueda haber una buena “vigilancia” de los productos. Sirve para que el consumidor pueda tener información específica sobre ellos y que en caso de que haya un riesgo para la salud, se pueda actuar rápida y eficazmente.

Otra de sus principales misiones es salvaguardar la calidad de los líquidos que contienen. Se persigue salvaguardar en todo momento la salud de los consumidores, que al fin y al cabo es el objetivo primordial de la cisterna alimentaria. Para ello, es fundamental implementar el Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria y tener un Plan de Autocontrol Sanitario.

Las cisternas deben garantizar la inocuidad alimentaria, es decir, tener la seguridad de que estos alimentos no supondrán ningún peligro para la salubridad pública. Deben disfrutar de una limpieza e higienización inmejorables y de termómetros para controlar la temperatura.

Características de la cisterna alimentaria

La Unión Europea tiene una normativa para la seguridad alimentaria, que debe cumplir cualquier empresa que se dedique a esta actividad.

Es necesario que el vehículo tenga incorporado un dispositivo GPS, que haga posible en todo momento su localización y que la registre. Además, es importante que las cisternas estén fabricadas en acero inoxidable y que sean isotérmicas, cumpliendo la normativa ATP de la Unión Europea.

Es fundamental que estén provistas de bombas eléctricas y filtros bacteriológicos para las descargas. Deben tener la temperatura bien controlada mediante un termómetro analógico y obvia decir que la cisterna alimentaria siempre tiene que tener una limpieza e higiene absoluta, haciéndoles lavados y vaporizados que garanticen la inocuidad de los productos que transportan, y por tanto la salud del consumidor final.

Las cisternas alimentarias suelen tener varios compartimentos, para que los viajes resulten más eficientes. Además  hay contenedores preparados para el transporte intermodal, que hacen posible llevar los alimentos por diferentes medios de transporte (tierra, mar o aire) sin tener que cambiarlos de depósito.