APPCC para empresas de transporte de productos alimenticios

appcc

Si la semana pasada desde MaddelTransports os hablábamos sobre la normativa ISO que regula la seguridad vial de las empresas de transportes, esta semana queremos hablaros del APPCC.

Las empresas que como nosotros se dedican al transporte de productos alimenticios, están obligadas a desarrollar, poner en práctica y actualizar un sistema de autocontrol que esté basado en las bases del Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico o APPCC. Al acogernos a esta normativa, damos la seguridad a todos nuestros clientes de que los alimentos que transportamos llegan al destino en condiciones óptimas que permitan su consumo.

APPCC para empresas de transporte de productos alimenticios

Las siglas de APPCC engloban a todo eslabón que forme parte de la cadena alimenticia, desde la persona que manipula los alimentos, pasando por la gestión de empaquetado y la de transporte. En definitiva, se encarga de gestionar de manera correcta la gestión y comunicación que se crea entre el productor, fabricante, transportista, vendedor y cliente.

Los certificados de análisis de peligros y puntos críticos requieren unos mínimos de higiene que se centran en: la limpieza de las instalaciones, en nuestro caso la limpieza de los medios que van a transportar los alimentos. El control de aguas, y no solo de las aguas que se emplean durante la fabricación de determinados alimentos, también hay que realizar el control de las aguas con las que se realiza la limpieza de las instalaciones, que supone otro requisito básico. Debemos tener un plan de buenas prácticas donde nos encargaremos de plasmar los procedimientos de trabajo que realizamos para evitar la contaminación de alimentos.

Si tiene alguna duda sobre el tipo de transporte o la flota de vehículos de las que disponemos no dude en contactar con nosotros. A través de nuestro blog iremos publicando temas relevantes relacionados con la seguridad y el cumplimiento de la normativa que llevamos a cabo.

La importancia del transporte de productos alimenticios

transporte

La comida es un factor fundamental en nuestras vidas y al que cada vez se le presta más atención. Es importante que la comida que tomemos esté en buenas manos y bien conservado. Y aquí entra en juego la importancia del transporte de estos productos alimenticios y mercancías perecederas.

Hay que tener en cuenta que muchos de los productos que consumimos proceden del extranjero o de muchos km de distancia de donde vivimos. Para que conserven todas sus propiedades y características, los alimentos deben contar con una serie de medidas que garanticen un transporte adecuado.

La importancia del transporte de productos alimenticios

La mayor parte de los productos que comemos y que está en las grandes superficies y supermercados son recibidos a través del transporte de mercancías.  Son los transportistas quienes abastecen los supermercados diariamente por lo que una huelga haría que los estantes del supermercado estuvieran vacíos.

Es por este motivo que el gobierno tiene la obligación de legislar el transporte de productos alimenticios y crear una normativa para el sector.

Las normas que regulan esta actividad son leyes muy estrictas para preservar la seguridad del producto y del consumidor final. Esta normativa está regulada por acuerdos nacionales e internacionales. Al mismo tiempo, también es obligatorio contar con una normativa técnico sanitaria que es la que regula la forma en que se realiza el transporte.

La ATP también establece un reglamento por el que se determina que cada producto necesita un transporte diferente.  Actualmente existen cuatro tipos de vehículos de transporte:

  1. Vehículos caloríficos que son aquellos que tienen una capacidad de calor capaz de elevar la temperatura interna de la caja y mantenerla como mínimo durante unas 12 horas a una temperatura constante de 12º.
  2. Los Vehículos frigoríficos que son capaces de producir frío y conservar la temperatura de la caja a una temperatura constate en torno a los 12 y -20 º en función del tipo de vehículo.
  3. Vehículos refrigerados que mediante una potente fuente de frio reducen la temperatura de la caja -20 º C y son capaces de mantenerla con respecto al exterior (30 º).
  4. Vehículos isotermos que tienen paredes aislantes para limitar el intercambio de calor para el producto entre el interior del transporte y el exterior del vehículo.

Este tipo de transporte debe pasar una revisión cada seis años y según las normas que indica la ATP.

Transporte intermodal

El transporte intermodal es la combinación entre distintos tipos de transporte mediante una única medida de carga. Se suele hacer a través de contenedores adaptables. Estos permiten llevar cualquier mercancía por distintos medios.

Este tipo de transporte tiene dos posibilidades:

  • Transporte terrestre: bien en camión o ferrocarril.
  • Transporte por agua: bien sea marítimo o por vías navegables.

Como se necesita más de un tipo de vehículo hasta llegar al destino final, este transporte también se considera multimodal.

Finalmente podemos decir que el transporte intermodal es aquel en el que se usan al menos dos medios de transporte distintos para llevar las mercancías, sin que sea preciso cambiarlas de contenedor durante su recorrido.

¿Cómo funciona el transporte intermodal?

Las transferencias de cargas se hacen sin tener que manipularlas, ni abrirlas, lo que asegura una protección total.  Se trata de la mejor opción para los intercambios internacionales, ya que en las largas distancias la gestión de la cadena de suministro toma mayor importancia.

Lo normal es empezar poniendo la carga en un camión que hará la primera parte del trayecto por carretera. El transporte terrestre se suele utilizar para trayectos cortos, hasta el lugar donde el tren o barco seguirá con el transporte. Normalmente después se suele volver a emplear el camión para recoger el contenido del lugar de descarga y llevarlo al lugar de entrega.

¿Por qué es el mejor transporte?

En el caso de transporte de líquidos alimentarios, es debido a lo delicados que son estos productos. Necesitan unas condiciones para mantenerse en buen estado y conservar sus propiedades. Se necesita que lleguen al final del trayecto con toda su calidad e inocuidad.

Precisan de una logística muy determinada para conseguir ese fin, y con esta forma de transporte te aseguras de que es la mejor forma de garantizar que los líquidos alimentarios no tengan ningún peligro para la salud pública, porque se habrán respetado perfectamente las temperaturas correctas y las condiciones óptimas para el traslado.

Ventajas del transporte intermodal

  • Tiene la capacidad de trasladar grandes volúmenes de carga en largas distancias.
  • Minimiza los tiempos de espera en las carreteras.
  • Reduce el riesgo de que se deteriore la mercancía.
  • Mejora la seguridad vial y es respetuoso con el medio ambiente.
  • Decrece el riesgo de robo porque todo el proceso está controlado desde la salida hasta la entrega.
  • Reduce los gastos.

Una vez conoces todo sobre el trasporte intermodal, querrás beneficiarte de sus ventajas para trasladar las mercancías . ¡Te hará más fácil el transporte de mercancías!

Transporte a granel de mercancías líquidas (II)

transporte

Como comentábamos en la entrada anterior, debido al transporte a granel, es posible disfrutar de muchos productos y alimentos que no son producidos en la región, lleguen en perfecto estado hasta nuestras manos.

Cada mercancía es diferente y requiere cuidados distintos en cuanto a las temperaturas y medios de transporte.

Transporte a granel de vinos y mostos

Este transporte es muy común, ya que es un producto susceptible a los precios y se busca siempre minimizar los costes de envasado. El manejo y transporte de estas mercancías es bastante delicado. Debe hacerse cuidando ciertas condiciones, ya que hasta un nivel de oxígeno poco adecuado es capaz de arruinar la carga por completo.

Para evitar la contaminación patológica y química se utilizan contenedores especiales para aislar el vino de las condiciones medioambientales. La carga debe hacerse a baja temperatura y será necesario proteger el vino con gas inerte, sobre todo si su distribución es a través de tuberías y mangueras.  Las cisternas deben ser compartimentadas evitando que las burbujas del aire oxiden el producto.

Transporte a granel de aceite

Existe un gran riesgo en cuanto a la carga de este producto, debido a la oxidación. Combinar ácidos grasos con el oxígeno de la atmósfera produce la oxidación, que puede generar sabores desagradables y que arruinen la carga, convirtiéndola en intolerable para el paladar del consumidor.

El trayecto de algunos aceites puede ser muy largo por lo que es importante asegurar algunas condiciones de transporte que garantizarán su integridad.  Para evitar la contaminación de la carga con agua, impurezas u otros contaminantes, hay que utilizar las medidas apropiadas. Hay que emplear los tanques de uso delicado o exclusivo, además de las medidas para la protección contra la oxidación.

Transporte a granel de cerveza

Requiere medidas muy particulares ya que es un producto delicado que necesita un control estricto de los niveles de PH. Por ello las cisternas han de estar equipadas con un sistema que permita la toma periódica de muestras.

Las cisternas deben mantener una temperatura regular para evitar la modificación de las propiedades de la cerveza. Transportar a granel la cerveza es una ventaja sobre los barriles, ya que requiere de contenedores especiales. Estos evitan que la cerveza se agite durante su transporte y que pierda sus gases y propiedades.

Transporte a granel de mercancías líquidas (I)

transporte

Todos los alimentos que consumimos viajan para poder llegar a nuestras casas. Debido al transporte a granel, es posible disfrutar de muchos productos y alimentos que no son producidos en la región, lleguen en perfecto estado hasta nuestras manos.

Existen muchas mercancías y cada una necesita un transporte particular, para que lleguen a su destino de forma segura, eficiente y sin descomponerse.

El transporte a granel de mercancías líquidas no utiliza paquetes, sino que es una mercancía que fluye, se carga y descarga usando tuberías o bombeo de un tanque o depósito especial a otro.

Uno de los tipos de carga más delicado de manejar es la logística de mercancías líquidas alimentarias ya que es imprescindible respetar unos estándares sanitarios y de seguridad que hacen que esos alimentos lleguen a su destino sin alteraciones que puedan poner en riesgo la salud de los consumidores.

Cada mercancía es diferente y requiere cuidados distintos en cuanto a las temperaturas y medios de transporte.

Transporte a granel de leche

El transporte a granel de los lácteos es bastante delicado, ya que la leche es susceptible de absorber olores y sabores. Las cisternas que lo transportan deben tener un recubrimiento especial que aísle el producto del medio ambiente.

Debe mantenerse lejos de cualquier sustancia que pueda contaminarla. Estas cisternas suelen estar hechas de aluminio o acero inoxidable y contar con un sistema de doble pared con corcho en el medio de ambas paredes para aislarlo.

Las cisternas suelen ser de forma cilíndrica u ovalada, para que cada tanque sea más fácil de higienizar, ya que si el tanque es elíptico ofrece más estabilidad para mercancías que se reparten as altas velocidades. Este tanque mantiene la leche fría sin congelarla, para que no pierda sus propiedades y frescura.

Transporte a granel de zumos

Una de las cosas que más preocupan sobre el transporte a granel de zumos, es que hay que evitar que se contamine con patógenos durante el transporte y manejo. Existe una serie de regulaciones que deben respetarse para que no ocurra este problema y además, asegurar que el producto no se eche a perder.

Para ello existen diferentes modalidades de transporte como por ejemplo los contenedores multiuso reusables, que pueden utilizarse para el trasporte de concentrado y pulpas de fruta. Otra de las formas de transporte son los contenedores sanitarios de un solo uso.

Ambos contenedores pueden estar forrados en su interior con una cubierta sanitaria que puede ser desechable o no. Asimismo, pasan ciertos protocolos de sanitización para eliminar los agentes patógenos, olores o sabores que pueden afectar a la carga.   Estos contenedores se mantienen refrigerados a temperaturas estables que garantizan la calidad y propiedades de la carga.

Normas para el transporte de alimentos

Existen alimentos que tienen que ser transportados con frío o calor para que lleguen a su destino en las condiciones óptimas exigibles. Por ello es necesario una serie de normas para el transporte de alimentos.

Normas para el transporte de alimentos

Es el Real Decreto 1202/05 el que debe cumplir el transporte de alimentos perecederos para que todo llegue en perfectas condiciones a su destino final. Los camiones que se dedican al transporte de alimentos deben llevar una placa de la ATP que se trata de una normativa que se aprobó en 1970.

España se unió en 1972 y entró en vigor en 1976. Esta normativa sirve de referencia tanto en el transporte de mercancías perecederas internacionales como nacionales.

Sin embargo, no todos los camiones pueden transportar mercancías perecederas. Para ello existen 4 tipos de vehículos diferentes:

  • Isotérmico: las paredes, techo, suelo y puertas están recubiertas con aislante para evitar el intercambio de temperatura entre el interior y el exterior.
  • Refrigerado: tiene una fuente de frío que enfría la caja con temperaturas exteriores de 30 a 20 grados centígrados como máximo.
  • Frigorífico: también tiene una fuente de frío que mantiene la temperatura interior entre 12 y -20 grados centígrados con una temperatura exterior máxima de 30ºC.
  • Calorífico: este sirve para los productos precocinados a los que hemos hecho alusión con anterioridad.

También cada tipo de alimento que se transporta necesita unas temperaturas concretas como por ejemplo las cremas heladas que deben estar a -20ºC, los pescados, moluscos, crustáceos congelados y ultracongelados a -18ºC. La mantequilla congelada a -10ºC y la carne a 7ºC. Las aves de corral, los conejos, los productos de caza y los lácteos refrigerados a 4ºC. La mantequilla y la leche industrial a 6ºC.

En Maddel Transports cumplimos todas las normas establecidas para la alimentación, garantizando su integridad durante todo el viaje. Contamos con vehículos aptos y sometidos a controles estrictos.

Transporte de productos alimenticios

transporte

La comida es fundamental en nuestra vidas y cada vez se le presta más atención. Es muy importante que la comida que consumamos esté en buenas manos y bien conservado. Es aquí donde se tiene en cuenta la importancia del transporte de productos alimenticios y mercancías perecederas. Muchos de los alimentos que tomamos provienen del extranjero o de muchos kilómetros de distancia del lugar donde vivimos.

Cuando los productos provienen de lejos, para que conserven todas sus propiedades y características, los alimentos deben contar con una serie de medidas que garanticen un transporte adecuado.

Transporte de productos alimenticios

Lo primero es que la mayor parte de lo productos que comemos, y que se encuentran en grandes superficies y supermercados, son recibidos a través de camiones que transportan mercancías. Por ello el gobierno esta obligado a legislar el transporte de productos alimenticios y realizar una normativa específica para el sector.

Las normas que regulan el transporte de alimentos son leyes muy estrictas para preservar la seguridad del producto y al consumidor final. La normativa relativa al transporte de mercancías está regulada por acuerdos nacionales e internacionales. Estos obligan al transportista a usar vehículos adaptados para este fin.

También es obligatorio contar con una normativa técnico sanitaria que es la que regula la forma en que se realiza el transporte. Igual que pasa con los procedimientos de control para garantizar la aptitud de los productos.

Transporte de productos alimenticios perecederos

El acuerdo sobre Transporte Internacional de Mercancías Perecederas y sobre Vehículos Especiales utilizados, fue aprobado en 1970. Este acuerdo implica a los proveedores y al personal que realiza los viajes por ferrocarril, carretera o usando ambos métodos. Y lo mismo para el personal de carga y descarga.

Entre las mercancía más importantes es:

  • La leche industrial, que se debe conservar a 6º y sus derivados como yogures, cremas, natas y quesos a 4º centígrados.
  • La carne que debe conservarse a 7º.
  • La carne blanca a 4º.
  • La mantequilla y la leche destinada a su consumo inmediato a 4º.
  • Los pescados y mariscos deben envasarse con hielo.
  • Los productos de tipo ultacongelados como cremas deben estar a 20 ºC. Y los pescados congelados y otros productos ultracongelados deben estar a -19 ºC.

Transporte para cada producto

La ATP establece un reglamente por el que se determina que cada producto necesita un transporte diferente. Existen 4 tipos de transporte:

  • Los Vehículos caloríficos que son aquellos que tienen una capacidad de calor capaz de elevar la temperatura interna de la caja y mantenerla como mínimo durante unas 12 horas a una temperatura constante de 12º.
  • Vehículos frigoríficos que son capaces de producir frío y conservar la temperatura de la caja a una temperatura constate en torno a los 12 y -20 º en función del tipo de vehículo.
  • Los Vehículos refrigerados que mediante una potente fuente de frio reducen la temperatura de la caja -20 º C y son capaces de mantenerla con respecto al exterior (30 º).
  • Vehículos isotermos que tienen paredes aislantes para limitar el intercambio de calor para el producto entre el interior del transporte y el exterior del vehículo.

Este tipo de transporte debe pasar una revisión cada seis años y según las normas que indica la ATP.

Para el transporte de tus productos sólo debes confiar en empresas que cumplan la normativa, y que te garanticen que tus productos llegarán a su destino en perfecto estado. En Maddel Transports cumplimos todas las normas establecidas para la alimentación, garantizando su integridad durante todo el viaje. Contamos con vehículos aptos y sometidos a controles estrictos.