Normas para el transporte de alimentos

Existen alimentos que tienen que ser transportados con frío o calor para que lleguen a su destino en las condiciones óptimas exigibles. Por ello es necesario una serie de normas para el transporte de alimentos.

Normas para el transporte de alimentos

Es el Real Decreto 1202/05 el que debe cumplir el transporte de alimentos perecederos para que todo llegue en perfectas condiciones a su destino final. Los camiones que se dedican al transporte de alimentos deben llevar una placa de la ATP que se trata de una normativa que se aprobó en 1970.

España se unió en 1972 y entró en vigor en 1976. Esta normativa sirve de referencia tanto en el transporte de mercancías perecederas internacionales como nacionales.

Sin embargo, no todos los camiones pueden transportar mercancías perecederas. Para ello existen 4 tipos de vehículos diferentes:

  • Isotérmico: las paredes, techo, suelo y puertas están recubiertas con aislante para evitar el intercambio de temperatura entre el interior y el exterior.
  • Refrigerado: tiene una fuente de frío que enfría la caja con temperaturas exteriores de 30 a 20 grados centígrados como máximo.
  • Frigorífico: también tiene una fuente de frío que mantiene la temperatura interior entre 12 y -20 grados centígrados con una temperatura exterior máxima de 30ºC.
  • Calorífico: este sirve para los productos precocinados a los que hemos hecho alusión con anterioridad.

También cada tipo de alimento que se transporta necesita unas temperaturas concretas como por ejemplo las cremas heladas que deben estar a -20ºC, los pescados, moluscos, crustáceos congelados y ultracongelados a -18ºC. La mantequilla congelada a -10ºC y la carne a 7ºC. Las aves de corral, los conejos, los productos de caza y los lácteos refrigerados a 4ºC. La mantequilla y la leche industrial a 6ºC.

En Maddel Transports cumplimos todas las normas establecidas para la alimentación, garantizando su integridad durante todo el viaje. Contamos con vehículos aptos y sometidos a controles estrictos.

Transporte de productos alimenticios

transporte

La comida es fundamental en nuestra vidas y cada vez se le presta más atención. Es muy importante que la comida que consumamos esté en buenas manos y bien conservado. Es aquí donde se tiene en cuenta la importancia del transporte de productos alimenticios y mercancías perecederas. Muchos de los alimentos que tomamos provienen del extranjero o de muchos kilómetros de distancia del lugar donde vivimos.

Cuando los productos provienen de lejos, para que conserven todas sus propiedades y características, los alimentos deben contar con una serie de medidas que garanticen un transporte adecuado.

Transporte de productos alimenticios

Lo primero es que la mayor parte de lo productos que comemos, y que se encuentran en grandes superficies y supermercados, son recibidos a través de camiones que transportan mercancías. Por ello el gobierno esta obligado a legislar el transporte de productos alimenticios y realizar una normativa específica para el sector.

Las normas que regulan el transporte de alimentos son leyes muy estrictas para preservar la seguridad del producto y al consumidor final. La normativa relativa al transporte de mercancías está regulada por acuerdos nacionales e internacionales. Estos obligan al transportista a usar vehículos adaptados para este fin.

También es obligatorio contar con una normativa técnico sanitaria que es la que regula la forma en que se realiza el transporte. Igual que pasa con los procedimientos de control para garantizar la aptitud de los productos.

Transporte de productos alimenticios perecederos

El acuerdo sobre Transporte Internacional de Mercancías Perecederas y sobre Vehículos Especiales utilizados, fue aprobado en 1970. Este acuerdo implica a los proveedores y al personal que realiza los viajes por ferrocarril, carretera o usando ambos métodos. Y lo mismo para el personal de carga y descarga.

Entre las mercancía más importantes es:

  • La leche industrial, que se debe conservar a 6º y sus derivados como yogures, cremas, natas y quesos a 4º centígrados.
  • La carne que debe conservarse a 7º.
  • La carne blanca a 4º.
  • La mantequilla y la leche destinada a su consumo inmediato a 4º.
  • Los pescados y mariscos deben envasarse con hielo.
  • Los productos de tipo ultacongelados como cremas deben estar a 20 ºC. Y los pescados congelados y otros productos ultracongelados deben estar a -19 ºC.

Transporte para cada producto

La ATP establece un reglamente por el que se determina que cada producto necesita un transporte diferente. Existen 4 tipos de transporte:

  • Los Vehículos caloríficos que son aquellos que tienen una capacidad de calor capaz de elevar la temperatura interna de la caja y mantenerla como mínimo durante unas 12 horas a una temperatura constante de 12º.
  • Vehículos frigoríficos que son capaces de producir frío y conservar la temperatura de la caja a una temperatura constate en torno a los 12 y -20 º en función del tipo de vehículo.
  • Los Vehículos refrigerados que mediante una potente fuente de frio reducen la temperatura de la caja -20 º C y son capaces de mantenerla con respecto al exterior (30 º).
  • Vehículos isotermos que tienen paredes aislantes para limitar el intercambio de calor para el producto entre el interior del transporte y el exterior del vehículo.

Este tipo de transporte debe pasar una revisión cada seis años y según las normas que indica la ATP.

Para el transporte de tus productos sólo debes confiar en empresas que cumplan la normativa, y que te garanticen que tus productos llegarán a su destino en perfecto estado. En Maddel Transports cumplimos todas las normas establecidas para la alimentación, garantizando su integridad durante todo el viaje. Contamos con vehículos aptos y sometidos a controles estrictos.