Transporte a granel de mercancías líquidas (II)

transporte

Como comentábamos en la entrada anterior, debido al transporte a granel, es posible disfrutar de muchos productos y alimentos que no son producidos en la región, lleguen en perfecto estado hasta nuestras manos.

Cada mercancía es diferente y requiere cuidados distintos en cuanto a las temperaturas y medios de transporte.

Transporte a granel de vinos y mostos

Este transporte es muy común, ya que es un producto susceptible a los precios y se busca siempre minimizar los costes de envasado. El manejo y transporte de estas mercancías es bastante delicado. Debe hacerse cuidando ciertas condiciones, ya que hasta un nivel de oxígeno poco adecuado es capaz de arruinar la carga por completo.

Para evitar la contaminación patológica y química se utilizan contenedores especiales para aislar el vino de las condiciones medioambientales. La carga debe hacerse a baja temperatura y será necesario proteger el vino con gas inerte, sobre todo si su distribución es a través de tuberías y mangueras.  Las cisternas deben ser compartimentadas evitando que las burbujas del aire oxiden el producto.

Transporte a granel de aceite

Existe un gran riesgo en cuanto a la carga de este producto, debido a la oxidación. Combinar ácidos grasos con el oxígeno de la atmósfera produce la oxidación, que puede generar sabores desagradables y que arruinen la carga, convirtiéndola en intolerable para el paladar del consumidor.

El trayecto de algunos aceites puede ser muy largo por lo que es importante asegurar algunas condiciones de transporte que garantizarán su integridad.  Para evitar la contaminación de la carga con agua, impurezas u otros contaminantes, hay que utilizar las medidas apropiadas. Hay que emplear los tanques de uso delicado o exclusivo, además de las medidas para la protección contra la oxidación.

Transporte a granel de cerveza

Requiere medidas muy particulares ya que es un producto delicado que necesita un control estricto de los niveles de PH. Por ello las cisternas han de estar equipadas con un sistema que permita la toma periódica de muestras.

Las cisternas deben mantener una temperatura regular para evitar la modificación de las propiedades de la cerveza. Transportar a granel la cerveza es una ventaja sobre los barriles, ya que requiere de contenedores especiales. Estos evitan que la cerveza se agite durante su transporte y que pierda sus gases y propiedades.

Transporte a granel de mercancías líquidas (I)

transporte

Todos los alimentos que consumimos viajan para poder llegar a nuestras casas. Debido al transporte a granel, es posible disfrutar de muchos productos y alimentos que no son producidos en la región, lleguen en perfecto estado hasta nuestras manos.

Existen muchas mercancías y cada una necesita un transporte particular, para que lleguen a su destino de forma segura, eficiente y sin descomponerse.

El transporte a granel de mercancías líquidas no utiliza paquetes, sino que es una mercancía que fluye, se carga y descarga usando tuberías o bombeo de un tanque o depósito especial a otro.

Uno de los tipos de carga más delicado de manejar es la logística de mercancías líquidas alimentarias ya que es imprescindible respetar unos estándares sanitarios y de seguridad que hacen que esos alimentos lleguen a su destino sin alteraciones que puedan poner en riesgo la salud de los consumidores.

Cada mercancía es diferente y requiere cuidados distintos en cuanto a las temperaturas y medios de transporte.

Transporte a granel de leche

El transporte a granel de los lácteos es bastante delicado, ya que la leche es susceptible de absorber olores y sabores. Las cisternas que lo transportan deben tener un recubrimiento especial que aísle el producto del medio ambiente.

Debe mantenerse lejos de cualquier sustancia que pueda contaminarla. Estas cisternas suelen estar hechas de aluminio o acero inoxidable y contar con un sistema de doble pared con corcho en el medio de ambas paredes para aislarlo.

Las cisternas suelen ser de forma cilíndrica u ovalada, para que cada tanque sea más fácil de higienizar, ya que si el tanque es elíptico ofrece más estabilidad para mercancías que se reparten as altas velocidades. Este tanque mantiene la leche fría sin congelarla, para que no pierda sus propiedades y frescura.

Transporte a granel de zumos

Una de las cosas que más preocupan sobre el transporte a granel de zumos, es que hay que evitar que se contamine con patógenos durante el transporte y manejo. Existe una serie de regulaciones que deben respetarse para que no ocurra este problema y además, asegurar que el producto no se eche a perder.

Para ello existen diferentes modalidades de transporte como por ejemplo los contenedores multiuso reusables, que pueden utilizarse para el trasporte de concentrado y pulpas de fruta. Otra de las formas de transporte son los contenedores sanitarios de un solo uso.

Ambos contenedores pueden estar forrados en su interior con una cubierta sanitaria que puede ser desechable o no. Asimismo, pasan ciertos protocolos de sanitización para eliminar los agentes patógenos, olores o sabores que pueden afectar a la carga.   Estos contenedores se mantienen refrigerados a temperaturas estables que garantizan la calidad y propiedades de la carga.

Limpieza de cisternas alimentarias

camión cisterna

Cuando tienes que transportar alimentos o productos líquidos en grandes cantidades, lo mejor es utilizar un camión cisterna, que te proporciona la mayor comodidad y resulta muy económico.

Una vez acabado el transporte de un producto alimenticio en cisterna, se debe de realizar el lavado en algún centro especializado, que tenga una línea para el lavado de estas cisternas.

Limpieza de cisternas alimentarias

Es importante que el lavado se realice en centros especializados debido a la tecnología con la que cuentan para ello. Existen diferentes técnicas para realizar la limpieza de una cisterna:

  • Esterilización.
  • Desgasificación.
  • Limpieza en frío.
  • En caliente.
  • Limpieza con vapor.
  • Etc.

Es el operario el que se encarga de la limpieza y empleará el método más conveniente para eliminar todos los restos del producto que haya en el camión cisterna.

Cuando se trata de productos alimenticios , la limpieza debe ser diferente en cisternas en las que se hayan transportado mercancías peligrosas, básicamente por su posible contaminación.

Se debe realizar un lavado con productos no tóxicos y adecuados para lavarlo correctamente. Por ello realizar el lavado en un centro con operarios que estén especializados en el sector y evitar así cualquier tipo de problema y contaminación que se pudiera ocasionar.

Dicha limpieza debe ofrecer un resultado óptimo cumpliendo con la normativa de limpieza de cisternas industriales y los certificados de calidad y control que están establecidos.

Además para asegurar el correcto mantenimiento de las cisternas deben secarse mediante vapor. Así pues, si eres una empresa o un profesional dedicado al transporte de productos alimenticios en cisternas no dudes en ponerte en contacto con algún centro para informarte de sus servicios y realizar correctamente todo el procedimiento.

Normas para el transporte de alimentos

Existen alimentos que tienen que ser transportados con frío o calor para que lleguen a su destino en las condiciones óptimas exigibles. Por ello es necesario una serie de normas para el transporte de alimentos.

Normas para el transporte de alimentos

Es el Real Decreto 1202/05 el que debe cumplir el transporte de alimentos perecederos para que todo llegue en perfectas condiciones a su destino final. Los camiones que se dedican al transporte de alimentos deben llevar una placa de la ATP que se trata de una normativa que se aprobó en 1970.

España se unió en 1972 y entró en vigor en 1976. Esta normativa sirve de referencia tanto en el transporte de mercancías perecederas internacionales como nacionales.

Sin embargo, no todos los camiones pueden transportar mercancías perecederas. Para ello existen 4 tipos de vehículos diferentes:

  • Isotérmico: las paredes, techo, suelo y puertas están recubiertas con aislante para evitar el intercambio de temperatura entre el interior y el exterior.
  • Refrigerado: tiene una fuente de frío que enfría la caja con temperaturas exteriores de 30 a 20 grados centígrados como máximo.
  • Frigorífico: también tiene una fuente de frío que mantiene la temperatura interior entre 12 y -20 grados centígrados con una temperatura exterior máxima de 30ºC.
  • Calorífico: este sirve para los productos precocinados a los que hemos hecho alusión con anterioridad.

También cada tipo de alimento que se transporta necesita unas temperaturas concretas como por ejemplo las cremas heladas que deben estar a -20ºC, los pescados, moluscos, crustáceos congelados y ultracongelados a -18ºC. La mantequilla congelada a -10ºC y la carne a 7ºC. Las aves de corral, los conejos, los productos de caza y los lácteos refrigerados a 4ºC. La mantequilla y la leche industrial a 6ºC.

En Maddel Transports cumplimos todas las normas establecidas para la alimentación, garantizando su integridad durante todo el viaje. Contamos con vehículos aptos y sometidos a controles estrictos.

Tipos de camiones y características (II)

camiones

Como comentamos en la entrada anterior, cuando hablamos de camiones todos sabemos distinguirlos de otros vehículos, sin embargo hay distintos tipos de camiones con características, tamaños y usos diferentes.

Tipos de camiones

Según su uso

Estos vehículos son de uso profesional exclusivo, y están dedicados a la carga y transporte de mercancías de todo tipo. Pueden ser de uso:

  • Particular o privado.
  • Público o profesional.

Los camiones de uso público se utilizan para transportar mercancías para terceros. Es decir, los clientes del dueño del camión, ya sea una empresa o un autónomo.

En el caso de los de uso particular se utilizan para transportar mercancías propias.

Según su mercancía

No tiene el mismo riesgo transportar diariamente un cargamento de arena y materiales de construcción, que conducir un camión cisterna lleno de gasoil o cualquier otra sustancia peligrosa.

Existen varios tipos de camiones según su carga:

  • Camión de lona.
  • Plataforma abierta.
  • Frigoríficos.
  • Cisterna.
  • Cerrado.
  • Portacoches.
  • Camión Jaula.
  • Contenedores.

Los camiones de lona son los más habituales y su semirremolque se encuentra cubierto por los laterales y por arriba con lonas, pero que pueden ser quitadas.

En un camión de plataforma abierta la parte en la que va la carga está abierta, aunque puede estar parcialmente cubierta por los laterales dependiendo de la mercancía y de la posibilidad de que se mueva.

En el caso de los camiones frigoríficos son los camiones encargados en el transporte terrestre de la mercancía que ha de viajar refrigerada. Dependiendo de si cuentan con sistemas de generación de frío o solo de aislamiento con el exterior pueden ser frigoríficos, refrigerados o isotermos.

Los camiones cisterna se usan para el transporte de productos líquidos, gaseosos y químicos, que tienen unas exigencias de seguridad particulares.

A diferencia de los de plataforma abierta, los camiones cerrados  presentan una estructura rígida en el compartimento de carga. Únicamente pueden ser cargados desde su parte trasera.

Los portacoches están diseñados específicamente para el transporte terrestre de coches. Existen dos modelos de portacoches: el abierto, que es el más habitual, y el cerrado.

El camión jaula se emplea para el transporte de animales vivos. Para ello, tienen parte de los laterales o del techo abiertos a fin de que llegue aire a los animales y exista una ventilación suficiente.

Los contenedores son estructuras de carga estancas, lo que les permite proteger a la mercancía de las inclemencias meteorológicas. Son usados para el transporte multimodal y para facilitar su carga y descarga de los buques portacontenedores.